Mediación familiar

La mediación familiar es un sistema alternativo de resolución de conflictos, que permite a las partes llegar a acuerdos, negociando entre ellos con la ayuda de un tercero imparcial y neutral. Refuerza la cooperación y el consenso entre las miembros de la familia. Es un proceso voluntario en el que las partes se escuchan y colaboran para encontrar la mejor solución posible a sus dificultades, con flexibilidad y participación.

Respecto a un proceso judicial, tiene menor coste económico, menor desgaste emocional, ahorra tiempo, fomenta la responsabilidad y la creatividad de las partes. Supone un nivel más alto de satisfacción y cumplimiento. Ayuda y alienta a los miembros de la familia para que encuentren los recursos para solucionarlo.

“La comunicación es para las relaciones lo que la respiración es para la vida"

Virginia Satir.